¿El material obligatorio es obligatorio? Sí, es obligatorio. Esta conversación aparentemente absurda y repetitiva es más frecuente de lo que nos pensamos, lo que ha motivado a nuestro asesor en seguridad, Kiko Navarro (corredor, GREIM y team manager de OS2O), profundizar en este artículo sobre el material y la seguridad.

El Trail Valle de Tena (TVT) está compuesta por una serie de pruebas de semi-autosuficiencia. Es decir, los corredores deben ser autónomos entre los puntos de avituallamiento, tanto en la ingesta de líquidos y comida, como en ropa de abrigo y material de seguridad, permitiendo adaptarse a los posibles problemas que surjan (meteorológicos, o físicos, entre otros). Esto exige al corredor llevar una serie de material obligatorio durante toda la prueba que asegure su integridad física. Por este motivo hay controles a la salida en la que se verificará que todos los corredores porten dicho material. Hay que recordar que en caso de necesitar auxilio, este material puede ser de gran ayuda para los corredores cuando por diversas circunstancias, la ayuda tarda en llegar más de lo esperado.

Si bien este listado se publica con el reglamento y la apertura de inscripciones, en la víspera de las distintas pruebas puede ser modulado para ajustarse a las condiciones atmosféricas y del terreno esperadas. Por supuesto, ese material mínimo puede ser ampliado por cada corredor, en función de sus necesidades.

Además del material obligatorio, la participación en todas las pruebas conlleva la aceptación sin excepciones del reglamento y de la ética de la prueba, que aquí recordamos:

  1. Tener experiencia real en montaña que nos permita administrar los posibles problemas inherentes a este tipo de pruebas.
  2. Saber afrontar sin ayuda exterior, condiciones climáticas adversas provocadas por la altitud, la noche, el frío, la nieve o la niebla.
  3. Ser consciente de que el papel de la organización no es ayudar para solventar los problemas a los que pueda tener que enfrentarse cada corredor; es decir, en primer lugar la seguridad depende de la propia capacidad de adaptación de los participantes a los problemas encontrados durante el transcurso de la prueba.

Análisis de cada elemento y recomendaciones de OS2O

Aprovechando que OS2O es nuestro patrocinador oficial, nos vamos a apoyar en su colección para repasar el material técnico con el que se debe afrontar la prueba. La ficha varía según la distancia. Sin embargo, en las pruebas largas (8K, de 77 km con 6.760 m+, y 4K, de 43 km y 3.600 m+), el material es el mismo, con la excepción en que en la prueba más larga se deberán llevar dos frontales. Veamos:

  1. Teléfono móvil cargado: es evidente que la telefonía móvil ha cambiado la gestión del socorro en montaña. La inmediatez para poner en conocimiento el suceso junto a la ubicación exacta era algo impensable hasta no hace muchos años. Deberemos añadir a nuestra lista de contacto el número de la organización. Para facilitar las tareas de evacuación es conveniente saber manejar las aplicaciones con las que podemos mandar las coordenadas exactas de nuestra ubicación. Un consejo lógico, una vez enviada nuestra geolocalización, salvo por fuerza mayor, es permanecer en el lugar para no confundir al equipo de rescate.
  2. Frontal: la elección de este artículo lo haremos en base a la previsión de horas con poca luz solar que estemos en carrera. Revisando el historial de finishersde ediciones anteriores, hay corredores que solo están por la noche durante 2 horas en competición, pero la gran mayoría estarán más de 6 horas nocturnas durante la prueba. Para elegir el frontal, uno de los criterios son los lúmenes. Según nuestra experiencia, recomendamos aparatos de 180-200 lúmenes. Otro de los factores es su autonomía, que se define como el tiempo durante el cual el aparato es capaz de ofrecer una iluminación igual o superior a 0,25 luxes a 2 metros de distancia. Existen otros parámetros como el peso o la regulación del haz luminoso, que también podemos tener en cuenta. Finalmente, como se ha mencionado, debemos llevar un frontal de reserva en la distancia 8K por si la tecnología fallase.
  3. Chaqueta con membrana impermeable y transpirable con capucha (de la talla del corredor): ¡atención! Los famosos cortavientos “quitamultas” que se usan en las carreras cortas o kilómetro vertical no son aptos para este tipo de trazado en alta montaña, ya que no poseen membrana. Necesitamos una prenda donde el tejido evite la entrada del agua (impermeabilidad) y que permita la salida del sudor (transpirabilidad), además de evitar la bajada de temperatura corporal asociada al efecto térmico producido por el viento (cortavientos), es decir: impermeable, transpirable y cortavientos. Aunque hablemos de impermeabilidad, realmente el término más apropiado para determinar esta propiedad es la de resistencia a la entrada del agua. Teniendo en cuenta los indicadores de la American Society for Testing and Materials(ASTM), una prenda era considerada impermeable si podía resistir la presión ejercida por 1 metro de columna de agua. No obstante, la evolución del mercado y las exigencias de los corredores han impuesto ahora un mínimo de 2,5 metros, aunque las membranas medias del mercado tienen al menos 10 m. Por ejemplo, la O2 Waterproof Trail Jacket 30k (173g, S) de OS2O, con la membrana de 2.5 capas, ofrece unos valores de impermeabilidad de 20 metros (20.000mm) y a su vez, una capacidad de transpiración de 30.000g/(m²·24h).
  1. Cubre-pantalón: ¿Esto qué es? No es más que un pantalón impermeable que pueda ser llevado por encima de otras prendas. Lo recomendable es que sea de membrana con unas características similares a las de la chaqueta tenga costuras termoselladas; esto garantiza evitar problemas en la montaña, ya que una prenda impermeable, si no está termosellada, no es estanca y te puede entrar el agua por las costuras. Con esta prenda, suelen surgir algunas preguntas típicas:
  • ¿Puede el cubre-pantalón reemplazar al pantalón o malla de carrera?
    No, el cubre-pantalón impermeable hay que llevarlo como complemento al pantalón o malla de carrera.
  • Si la meteorología se prevé buena, ¿es obligatorio el cubre-pantalón impermeable?
    Si, es obligatorio. El tiempo cambia muy rápido en montaña  y en una prueba de semi-autosuficiencia, es necesario prever este tipo de acontecimientos para garantizar la seguridad de los participantes.
  • Como ocurría con la chaqueta impermeable, ¿hay condicionantes técnicos para el pantalón impermeable?
    No, se puede utilizar el que queráis mientras sea impermeable, es la única exigenciaaunque es recomendable que sea de membrana y termosellado.

En este sentido, nuestro patrocinador OS2O ofrece en su catálogo un pantalón con las mismas características que la chaqueta. En concreto, los O2 Waterproof 30k Trail Pants (126 gramos en talla S), fabricados con la membrana O2 de 2.5 capasimpermeable (20.000mm columna H2O) y transpirable (30.000g/(m²·24h)). Con cremalleras termoselladas y plegable en su propio bolsillo, es ideal para pruebas como esta o similares.

  1. Segunda capa de manga larga (de la talla del corredor): esta capa quizás sea una de las que más dudas suele generar, por lo que vamos a intentar despejarlas. No se trata de echar un softshellni ningún forro polar clásico a la mochila, pero tampoco una licra. Según la teoría del sistema de las 3 capas, la 2ª capa tiene como misión aportar calor. En montaña, la ropa y el material que nos vamos a poner, incluso cualquier tipo de prenda, sea o no de montaña, no da calor, el calor lo generamos nosotros y las prendas a usar son las que tienen que impedir que se marche el calor. Por lo tanto, elegiremos una prenda que aporte calidez y confort. Esta prenda debe cubrir una doble funcionalidad. Dentro de la mochila tendremos una capa de reserva que tiene como misión quitarnos la camiseta sudada y tener la posibilidad de ponerse una capa seca que sea de manga larga y que cubra todo el torso y brazos. La otra función viene dada por un posible cambio brusco de tiempo donde necesitaremos proteger nuestro cuerpo con más capas, que de verdad, puedan guardar dicho calor. En nuestra opinión, una camiseta de lana merina como la Warmlite (183g, S) o la Warmfit (146g, S)  de OS2O, que garantizan calor en circunstancias complicadas pero que a la vez apenas sube en peso con respecto a una camiseta de poliéster, es la opción ideal.
  1. Pantalón largo, malla larga, o combinación de prendas que cubran totalmente la pierna (de la talla del corredor): seguimos con la idea de correr cómodos, pero siempre con la mirada puesta en esos factores climatológicos externos (frío, viento, granizo…) que nos obligan a cuidar nuestra vestimenta. Tenemos que pensar que existen muchas horas de prueba en las que estamos alejados de un refugio o protección. La malla larganos aportará esa segunda capa que buscamos cuando la temperatura es fría ayudando a evitar la pérdida de calor en las piernas y los Compression Pants (158g, S) cubren estas necesidades. Si la predicción meteorológica es benévola existe la posibilidad de combinar un pantalón con una media larga teniendo como resultado el mismo que el anterior, cubrir las piernas. Ambas opciones buscan proteger las extremidades inferiores de roces en la montaña así como sujetar músculos y mantenerlos cálidos. También evitamos la exposición directa de los rayos UVA los cuales en montaña su índice de incidencia se multiplica por la altitud.

  1. Gorro y gorra, badana o similar: la cabeza es la parte del cuerpo que más descubierta se lleva en general… cuando tenemos las manos heladas, nos ponemos guantes; cuando los pies se quedan fríos, calcetines; pero en el caso de la cabeza, no suele cubrirse tan a menudo como las otras extremidades. En la pérdida del calor corporal intervienen 4 mecanismos entre los cuales, la evaporación acumula un 25% y con un simple gorro evitaríamos en gran medida esa pérdida de calor. En este caso, un gorro como el Beanie(35g) proporciona una óptima combinación de protección térmicaajuste y transpirabilidad.

¿Y en el caso del calor? ¿Con qué nos protegemos la cabeza? Con una gorra o una bandana como la Headband de OS2O puede ser suficiente. No obstante, debe quedar claro que ambas nos servirán para el sol, pero en caso de mal tiempo, recomendamos llevar un gorro para protegernos del frío.

  1. Guantes calientes e impermeables: en OS2Opodemos encontrar los Speedlite Gloves, unos guantes ligeros y versátiles diseñados para trail running. Respecto a los guantes, digamos que tenemos los guantes calientes (finos como los Speedlite) de correr y luego está el guante o manopla impermeable. Nosotros los tenemos por separado porque en caso de que no haya previsión de lluvia, los quitaremos del material obligatorio. A nivel práctico, si alguien aparece solo con unos guantes que cumplan con los dos requisitos no hay problema, pero preferimos ponerlos por separado para la mayoría.
  1. Reserva alimentaria: para una buena gestión de la carrera debemos tener claro cómo, cuando, donde y el que vamos a comer. En la actualidad existen infinidad de marcas comerciales que nos ofrecen, en distintos formatos, el aporte hidratos, proteínas o  azúcares que necesitamos. La misma importancia que tiene la elección de las prendas, tiene la planificación de la ingesta alimentaria. De ello depende acabar con éxito y con una sonrisa la prueba. La UTVTtiene repartido estratégicamente avituallamientos donde aparte de estos productos tenemos alimentos que nos van a ayudar a dosificar el esfuerzo de nuestro cuerpo con la digestión. Arroz, fruta, pan, caldos etc… nos apoyarán para asentar nuestro estómago. Para que ello suceda de forma óptima tenemos que hacer los deberes en los entrenamientos y usar carreras que nos sirvan de modelamiento para nuestro objetivo.

Chalecos de hidratación, que pueden complementarse con cinturones para almacenar todo el material necesario

  1. Recipiente para mínimo 1,5 litros: otro punto clave en esta lista. Quizás de los más importantes. Como ya hemos explicado anteriormente el TVT es una carrera en semi-autoeficiencia. La gestión de lo que pasa entre puntos de control–avituallamientos recae única y exclusivamente en el corredor. Debemos salir siempre de los avituallamientos con las reservas líquidas llenas. Los famosos softflasks y chalecos de hidratación son los recipientes más usados. Existen estudios en grandes pruebas que demuestran que un corredor necesita una media de un litro de líquido por hora, ya sea de agua o de bebidas energéticas. En OS2O hay disponibles diferentes recipientes de diversos tamaños que nos pueden ayudar a cubrir nuestras necesidades en carrera.

Stretchlight Trail Belt

  1. Vaso a recipiente mínimo 15cl (no hay en los avituallamientos): cuando lleguemos a un refugio o punto de control estarán nuestros queridos voluntarios/-as, que nos van a ayudar en este momento tan importante. Ellos van a llenar ese litro y medio para que salgamos con los depósitos llenos y mientras nosotros vamos a comer y a usar este vaso para beber. La idea es clara: parar, comer, beber con el vaso y recargar los 1,5 litros de las reservas líquidas para llegar al siguiente avituallamiento. El TVT obtuvo el galardón como primera carrera en obtener el certificado ambiental en España por parte de la FEDME. Uno de los puntos clave fue buscar el residuo cero y la inclusión de este recipiente ayudo con creces y evitando el desperdicio de plásticos. Estos SoftCups ayudan a cumplir este requisito.
  2. Manta de supervivencia (mínimo 140×220): la manta de supervivencia es un elemento indispensable en cualquier botiquín de primeros auxilios. Todavía más, en montaña. Tiene una doble función, siendo de suma importancia saber el doble uso con corrección: si tenemos a una persona en hipotermia, es decir, pérdida de temperatura corporal, la manta deberá envolver a esa persona, incluida la cabeza, con la parte dorada hacia fuera. Si lo que tenemos es un golpe de calor necesitamos que no siga aumentando su temperatura y enfriar el cuerpo, y en este caso la manta deberá mostrar el color gris por fuera. Que la manta sea del tamaño mínimo es de vital importancia ya que necesitamos que todo el cuerpo esté cubierto.
  3. Silbato: aunque casi el 100% de las mochilas de trail running llevan incorporado un silbato; si no es así deberemos llevar uno en nuestra mochila de carrera. Su función es muy útil, ya que con él se puede pedir auxilio de forma rápida y eficaz cuando el lugar del incidente está escondido o poco accesible.
  4. Venda adhesiva (mínimo 10m): nos permite hacer vendajes de contención y soporte de lesiones leves y moderadas como torceduras y esguinces articulares o roturas musculares. Suelen tener tratamiento hidrofugo que repele el agua. Su extensibilidad es del 90%, realizando un fuerte efecto elastocompresivo.
  5. Descargarse el track de la prueba en el reloj o similar: si por cualquier motivo nos salimos del recorrido balizado, existe la posibilidad de volver a él a través de los tracks de los dispositivos en el reloj GPS.

¿Y todo esto por qué?

Cuando se transita por alta montaña las estaciones de invierno y verano no se distinguen tanto como en el valle: es fácil encontrarnos situaciones meteorológicas que, aunque estemos en un mes estival, nos recuerden más a la época invernal. De hecho, buena parte de la 8K y de la 4K transcurren por encima de los 2.500 metros de altitud, por zonas que podrían ser de nieve y hielo. Ahí las temperaturas pueden bajar a los 0ºC incluso en verano, por lo que cualquier cambio drástico de tiempo puede complicarnos la vida si estamos lejos de un refugio. En resumen, siempre hay que estar preparados… no debemos arriesgarnos por portar un poco menos de peso. De hecho, si queremos reducir el peso, no es recomendable eliminar material, sino buscar materiales FAST&LIGHT como los de OS2O, los cuales nos ofrecen excelentes características técnicas reduciendo el peso al mínimo. Esto, sumado a muchas horas de entrenamiento, no solo ayudará a cruzar la meta, sino que además, lo hagamos con una gran sonrisa y la satisfacción de haber hecho bien los deberes.

A entrenar y … ¡nos vemos pronto!

Kiko Navarro
Asesor de seguridad de Trail Valle de Tena, miembro del GREIM y jefe de equipo del OS2O Trail Team